El Compos renueva a uno de sus pilares, pero pierde a otro

Puede que no sea el jugador con más calidad del plantel y que no figure entre los máximos goleadores, pero cuando hablamos de Marcos Rodríguez, estamos hablando del que probablemente, sea el jugador más importante del conjunto blanquiazul. El centrocampista ha sido su cabeza, su timonel, el jugador que le ha dado sentido a todo el juego compostelanista. Un futbolista indispensable e insustituíble en el esquema de Iñaki Alonso. La dirección deportiva es consciente de ello y no ha querido dejar escapar al jugador, haciéndose oficial en el día de hoy su continuidad por una temporada más.

El marinense de 31 años disputó esta campaña un total de 2.880 minutos distribuídos en 32 partidos completos. Nunca fue sustituído y sus 6 ausencias de la titularidad se debieron a sanciones o lesiones, pero nunca a una decisión técnica.

Esta noticia positiva se ha  visto sin embargo empañada por una negativa: Otra pieza clave del equipo, un elemento clave sobre el que se asentaba la muralla defensiva compostelanista, causa baja en la SD. Alcañiz no seguirá en el Compostela tras rechazar la oferta de renovación del club compostelano. Las razones son de tipo económico, ya que el zaguero madrileño no se conformó con la subida salarial propuesta. Así pues, continuará su carrera en otro club. Sin duda una baja sensible, de un jugador que había hecho un temporadón aportando una gran solidez defensiva al equipo, regular, sin apenas errores, contundente, en definitiva, un central de garantías, y con tan sólo 24 años de edad. Esta temporada fue titular indiscutible con 33 encuentros jugados (2.970 minutos).
Desde aquí, desearle la mejor de las suertes. Ahora toca esperar que el club esté hábil a la hora de encontrar un buen sustituto, lo cual no será fácil.