La previa del Marino de Luanco-SD Compostela

 El Compos busca reconciliarse con la victoria

(Domingo, 17h, Municipal de Miramar, Footters)

Desde que el Compostela empezó a soñar con la fase de ascenso, los blanquiazules no han vuelto a sumar de tres esta temporada. El equipo llegó a situarse en lo más alto de su subgrupo pero desde entonces, sólo ha sido capaz de sumar dos empates y dos derrotas. Los blanquiazules fueron deshinchándose poco a poco y de hecho, transcurrida solo la primera jornada de la segunda fase, la 1ª RFEF se ha puesto verdaderamente complicada: con 15 puntos por disputarse, ya se ha alejado a una diferencia de 5 puntos.

 

Yago Iglesias declara ser consciente de esa desventaja, pero precisamente por ello, no quiere pensar más allá de este domingo. El entrenador, consciente de que ante el Numancia el equipo no sólo no sumó sino que no ofreció su mejor cara, centra sus esfuerzos en "volver a tener esas sensaciones de juego de jornadas anteriores, de ser un equipo que genera ocasiones, que está cómodo en el terreno de juego y que tiene claro lo que tiene que hacer". Yago incluso reconoce que "fue nuestro peor partido en casa" y cree que el aspecto físico puede haber tenido algo que ver. Por eso, el técnico no esconde que ha llegado el momento de hacer cambios: "sin ningún tipo de pudor ni problema puedo admitir que haremos cambios. Este año, al ser más corta la competición y propiciado por el nivel individual de ciertos jugadores, hemos rotado menos que en otras temporadas. Llegado a este punto en el que el equipo necesita cierto descanso es el momento propicio para hacer algún cambio. No vamos a volvernos locos tampoco, pero daremos descanso a quien lo necesita para reactivar las ganas y la ilusión y, a partir de ahí, competir y sacar lo máximo de ellos hasta la última jornada. No sólo habrá cambio de nombres, sino también de posiciones. Llevamos tiempo trabajando con alternativas y quizás llega el momento de ponerlas en juego."

 

Por lo que se refiere al rival, cabe destacar que el Marino es un equipo muy fuerte en su estadio, donde cosecha muchos puntos. En la primera fase hizo un total de 17 sobre 27 y salió derrotado en tan sólo dos ocasiones. Sólo Burgos y Deportivo de la Coruña sumaron más puntos en casa en el Grupo I. Algo que ha destacado Yago del rival es que no es el tipo de equipo que la mayoría espera. Seguramente muchos aficionados guarden un recuerdo del Marino de equipo duro y correoso, pero nada más lejos de la realidad. Según el entrenador compostelanista, "desde la llegada del nuevo entrenador, en la segunda vuelta, tiene un sistema muy claro de 5-3-2 y juego combinativo. En el medio tiene gente con pasado en el fútbol profesional y dos puntas que se complementan muy bien, por lo que será un equipo muy complicado."

 

Por el momento, tanto Primo como Hugo Sanmartín seguirán siendo baja. De los dos, Primo es el que trabaja con mayor intensidad pero en el mejor de los casos no volverá hasta la semana que viene. El resto de futbolistas estarán a disposición del entrenador, que tendrá que completar la convocatoria con dos juveniles: Roque (defensa)y Yago (atacante).