Rodri toma los mandos

 

La SD Compostela tiene ya a su nuevo entrenador. Desde el momento en el que el club sospecharon las intenciones de Yago Iglesias de buscar nuevos retos, en la dirección deportiva sólo contemplaron un nombre para sustituirlo: Rodri Veiga. Si Yago no seguía, el elegido sería su hombre de confianza.


Rodri Veiga llegó en el mismo verano que Yago Iglesias, en 2016, para asistirle como segundo entrenador, y desde entonces, han compartido todas las alegrías, penas, éxitos y fracasos del Compostela en estos últimos cinco años. Esto hace de Rodri el mejor conocedor posible de la forma de trabajar de estas temporadas, de la plantilla, filosofía y proyecto.


En cualquier caso, ya antes de aterrizar en San Lázaro aquel verano de 2016, ya se podía considerar a la SD Compostela el equipo de Rodri. Formó parte de las categorías inferiores, del filial y del primer equipo, con quien llegó incluso a competir en Segunda División. Con éste llegó a jugar 82 partidos, que son sólo una pequeña parte de su dilatada carrera, que no terminó hasta cumplir los 39 años, a los que todavía se mantenía como titular en Tercera División. De hecho, su intención era seguir jugando, pero cuando el de Barco de Valdeorras recibió la llamada del Compostela, no pudo decir que no. Al igual que ahora, 5 años después, en los que decide desligar su futuro del de Yago Iglesias para permanecer unido al de su Compos. Sólo que ahora, lo hará asumiendo la máxima responsabilidad.


En su presentación, Rodri manifestó su enorme ilusión por el reto en el que considera "su equipo". Firma por una temporada.


Ahora que el Compostela tiene ya su base, se espera que más pronto que tarde empiece el trabajo en las oficinas de San Lázaro, y se trate de acometer las primeras renovaciones o por el contrario, se vayan conociendo las primeras bajas.