SD Compostela 1-1 Marino de Luanco

 El Compos se atasca en el empate

El Compostela se ha instalado en el empate a uno y de ahí no hay quien le saque. El equipo dirigido por Rodri Veiga sumó este domingo su cuarto empate a unos consecutivo. Si bien la SD se mantiene invicto en este arranque de temporada, tanto empate está lastrando sus posibilidades de desmarcarse en la tabla clasificatoria.

 

Aunque más allá de los puntos, lo que preocupa del conjunto blanquiazul es su trayectoria descendente en cuanto a juego, vistosidad y efectividad. Después de su gran encuentro ante el Móstoles, el equipo parece haber ido bajando un escalón a cada semana que pasa. En el día de hoy ha sido especialmente preocupante, pues el Marino no hizo otra cosa que aprovechar los errores del Compos, poner el autobús, intentar que se jugara lo menos posible, y marcharse a casa más que contento con el punto. Con eso fue suficiente.

 

Y fue suficiente entre otras cosas porque la SD fue quien le sirvió completamente en bandeja de plata el primer tanto que ponía al Marino en ventaja. Fue un error completamente infantil de Guille Torres, que sin explicación ninguna, al recibir el pase atrás de un compañero, se da la vuelta para entregar el balón a Pato, pero antes siquiera de ejecutar el pase, pierde el control del balón, que lo recoge Steven y marca a placer, pues el meta uruguayo estaba esperando el balón fuera de los palos, con lo que nada pudo hacer ante el remate del atacante rival.

 

Con el marcador en contra tan pronto, al Compostela se le atragantó completamente el partido, sin recursos ante un Marino bien replegado que acumulaba muchos futbolistas por detrás del balón. Disfrutaba de una posesión estéril pero sin ocasiones, mientras que los asturianos a punto estuvieron de hacer un 0-2 que hubiera sido ya un obstáculo prácticamente insalvable. El juego colectivo del Compos no funcionaba y solo a través de alguna individualidad aparecían los espacios y el equipo era por fin capaz de pisar el área.  La mejor opción de todas la generó Jimmy, al que le sobró generosidad pues aunque estaba perfectamente perfilado para el disparo, optó por buscar a Parapar, que con todo para anotar, con el portero corriendo hacia él para recuperar la posición, disparó completamente centrado y muy fácil de atrapar para el meta. Cuando por fin el Compos lograba tener una ocasión de oro, no era capaz de aprovecharla.

 

El Compos la verdad es que no llegó a encontrar nunca la inspiración, pero al menos fue insistente. Fallaba una y otra vez, se daba con el muro una y otra vez, pero lo seguía intentando. La insistencia dio sus frutos y Primo acabó consiguiendo la igualada en el minuto 65, tras un pase en profundidad soberbio de Escudero que lo dejó solo ante el portero. Primo erró en el primer remate, pero tuvo la fortuna de que el balón rebotó de las piernas del portero a las suyas, y entonces ya a portería vacía, sí pudo por fin anotar el 1-1.

 

Pero el Compos apenas fue capaz de generar ninguna otra ocasión de peligro tras el gol, y el Marino tampoco mostró en ningún momento ambición por recuperar los dos puntos perdidos. Y entre un equipo que no podía y otro que se conformaba, no hubo margen para que el marcador se moviera.

 

 

FICHA TÉCNICA

 

SD COMPOSTELA: Pato; Saro, Álvaro Casas, Guille Torres, Jimmy; Pablo Antas; Parapar (Salado, m.77), Samu (Pablo Durán, m.46), Josiño, Escudero (Rafa Mella, m.77); y Primo.


CLUB MARINO DE LUANCO: Buru; Borja, Emilio Morilla, Trabanco, Guaya; Nacho Matador (Pinin, m.77), Lora; Luís Morán (César Suárez, m.60), Diego Díaz (Iván, m.60), Omar Álvarez (Adolfo, m.77); y Steven (Julio Delgado, m.36).


GOLES: 0-1: Steven, min.4; 1-1: Primo, min.65.


Árbitro: González González (Santa Cruz de Tenerife). Amonestó a Rafa Mella (en el calentamiento), por el Compos; y a Emilio Morilla, Borja y Guaya, por el Marino.


Incidencias: Estadio Verónica Boquete de San Lázaro (Santiago). Jornada 7 de Liga del Grupo 1 de la Segunda RFEF disputado ante 750 espectadores, aproximadamente.