La previa del Bergantiños CF-SD Compostela

 Un derbi para intentar escapar de la zona caliente de la clasificación

(Domingo, 19h, As Eiroas, TVG2)

El Compostela y el Bergantiños vivirán un nuevo derbi en horas bajas. Ambos equipos pelearon la temporada pasada por entrar en puestos de promoción de ascenso hasta la última jornada pero en esta nueva campaña, los dos están dejando mucho que desear en este arranque liguero. Los de Carballo ocupan ahora mismo el puesto de promoción de descenso con ocho puntos mientras que la SD está una posición por encima con un punto más. Dos equipos con aspiraciones de estar en la parte alta de la tabla que sin embargo, con casi una cuarta parte del campeonato ya transcurrido, luchan ahora mismo por salir de la quema.

 

En el Compos sin embargo, Fabiano cree ver ya brotes de un Compos mejor. Por un lado, celebra seguir recuperando futbolistas, y aunque este domingo perderá a Samu por sanción, el brasileño le da ya el alta competitivo a Iván Martín tras dos semanas de entrenamientos. Un jugador al que define como “hombre de área” del que espera que “su experiencia y calidad dentro del área nos dé puntos”. Por otro lado, piensa que "la gente ya empezó a asimilar cosas que no venían pasando" y que "el equipo está volviendo a su forma y está mejorando para ser competitivo". Los minutos en inferioridad ante el Coruxo le dejaron buen sabor de boca, aunque aún así, pide más y ve camino todavía por recorrer.

 

En el Bergantiños seguramente también confíen en que ha comenzado la remontada después de cosechar el pasado fin de semana su segunda victoria de la temporada. El equipo de Carballo acumulaba ya cuatro jornadas sin ganar pero en Luanco logró una victoria de esas que te dejan eufórico una semana entera, ya que los de José Luis Lemos lograron pasar del 2-0 al 2-3.

 

Así pues, moral no le va a faltar a un Bergantiños que, al igual que el Compostela, quiere dejar de fallar y empezar a mirar hacia arriba cuanto antes, pues en una liga de 18 equipos, el tiempo de reacción es menor y aunque aún queda tiempo, éste transcurre a mayor velocidad.

 

Fabiano tilda el encuentro de muy complicado, en un campo de hierba artificial en el que el balón rueda muy rápido ante un rival muy agresivo en su casa, pero a su vez, señala que no hay excusas y quiere ver a los suyos volverse con los tres puntos a Santiago.